Mi experiencia en India

Publicado en: 27 Mayo, 2015

seguros viajar europa

Lejos del bullicio de las grandes ciudades despierta una desconocida India.

Así comenzaba mi viaje  a la zona tribal del país.

Un lugar mágico y lleno de contrastes; de naturaleza salvaje, dónde el bosque es llamado jungla. Quizá ese sea su nombre porque cerca de West Bengal los tigres duermen a la sombra de sus árboles.

India despierta los sentidos: es color, es sabor y es olor. El incienso y las especias huelen a misticismo, cómo el de sus gentes. Visité aldeas y poblados dónde se venera a la naturaleza, a través del animismo. Ni siquiera la óptica de mi cámara  pudo capturar la verdadera exuberancia del entorno, que llegaba a intimidar. Sufrí el síndrome de Stendhal al contemplar la maravilla de la naturaleza viva. Pero, este paisaje es tan bello como vasto. El cinturón tribal está rodeado de vegetación, de arrozales de un verde intenso después de los monzones. En época de lluvias no es aconsejable viajar y debemos tener en cuenta la malaria. Una enfermedad trasmitida por el mosquito Anopheles. Mejor prevenir que curar gracias a mosquiteras, repelentes y otras prácticas sanitarias. En mi viaje vestía además ropa de manga larga, colores claros y calzado cerrado y cómodo para evitar las picaduras.

En India hay enfermedades que en España ya están erradicadas por lo que los médicos aconsejan el mejor tratamiento antes de viajar.

Las carreteras hacía las zonas rurales son pedregosas y el tráfico en las ciudades es un caos que parece no alterar el espíritu indio. Caminos en los que se cruzan los coches, las personas o los animales. India es así, parece un escenario irreal; la desigualdad queda patente en cada calle, en cada esquina de las grandes ciudades como Dheli. Monumentos de ensueño en los que la riqueza que se esconde tras sus muros contrasta con la pobreza de muchos, dejando atrás los slums.

Allí te sobra casi todo. Al aterrizar en Madrid supe que este viaje podía cambiarme.

India es su comida con arroz y curry. India es color como el de los sharis de las mujeres. India es música aunque sea el del claxon de los coches y también es cine.

India es así, salvaje y bella como su naturaleza.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies