¿Alguna vez has sufrido el síndrome de Stendhal?

El síndrome de Stendhal también se conoce como síndrome de Florencia

Cualquier persona que haya visitado Florencia estará de acuerdo en que es una de las ciudades más bonitas por la concentración de arte e historia que se respira por toda la ciudad. Aunque a cualquiera le gustaría hacer un viaje a esta ciudad italiana, hay personas que se ven afectadas por tanta belleza.

El síndrome de Stendhal fue descrito por primera vez en 1817 por el autor francés Henri Beyle, conocido como Stendhal, tras una visita a la ciudad de Florencia, de ahí que también se conozca como síndrome de Florencia o mal del viajero. Este autor, tras visitar la iglesia de la Santa Croce en la capital de la Toscana, afirmó sufrir una sensación de vértigo y sentir el corazón acelerado. Otros síntomas que se pueden sufrir son confusión, ansiedad, temblores, sudores, un colapso emocional y, en casos extremos, hasta alucinaciones.

¿Por qué se produce el síndrome de Stendhal?

El estrés del viajero se puede sufrir al contemplar una gran cantidad obras de arte en poco tiempo que resulten especialmente bellas  o en lugares que, como Florencia, tenga una saturación muy alta de obras de arte y arquitectura por toda la ciudad. Las personas con una sensibilidad especial por las obras artísticas y arquitectónicas son más proclives a sufrir el síndrome de Stendhal, ya que la asombrosa belleza de dichas obras o lugares puede hacer que se vean más afectadas emocionalmente.

Desde que fue reconocido como síndrome en 1979 se han observado numerosos casos de mareos, agotamiento y sobrecarga emocional en personas que han visitado la ciudad.

Y tú, ¿lo has sufrido alguna vez?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *